martes, 12 de enero de 2016

De los nervios

No hay nada peor que estar esperando una llamada que no se produce. Y así estoy desde hace unos días. Acabará sonando el teléfono, por supuesto, pero mientras no llega el momento es horrible. No saber cuándo se producirá, el miedo de no escucharlo, de que no funcione, de que no haya cobertura, de que esté sin batería, de... Son momentos en los que todos los males del mundo se te pasan por la cabeza. No haces planes y te pasas todo el día con el móvil en la mano. 

Un saludo, ¡la loca del teléfono! (jiji)


Love, 

                        Pau

No hay comentarios: